Tratado internacional

Prohibir el uso político de la religión

Nuestra misión

Durante siglos, hubo innumerables esfuerzos para separar las creencias y prácticas religiosas de las responsabilidades y el trabajo de los estados y gobiernos.

 

Desafortunadamente, ninguno de estos intentos fue concluyente porque fueron divisivos y de confrontación, muy a menudo causaron más daño que bien y no lograron construir ningún consenso global.

 

La comunidad internacional todavía no tiene reglas claras e indiscutibles para identificar los principales usos de la religión que

violan la justicia básica, la igualdad y los derechos humanos.

Este tratado llenará ese vacío al enfocarse en asegurar el consenso internacional sobre los fundamentos básicos que esencialmente pueden erradicar todos los abusos de religión sin confrontación alguna.

 

El tratado solo se centrará en introducir un marco claro para prohibir todos los usos políticos de la religión que socaven la igualdad y toda discriminación religiosa en los derechos y deberes.

 

También prohibirá la exclusión religiosa en todos los partidos políticos, movimientos y todas las actividades de membresía pública, así como todas las restricciones a la libertad de creencia y culto.

 

Estos términos simples se aplicarán de manera integral a todas las violaciones y evitarán cualquier enfrentamiento con las enseñanzas religiosas profundamente grabadas de las personas.

 

El Tratado será un punto de partida indispensable para refutar cualquier afirmación de los extremistas de que están defendiendo su religión y eliminar una herramienta clave de reclutamiento mediante la cual los ingenuos y vulnerables se sienten atraídos por el terrorismo.

 

Enfatizará el máximo respeto por todas las religiones y alentará una mayor transparencia en la política. Esto socavará todas las acusaciones comunes de los extremistas de que hay una agenda contra una determinada religión.

 

Este enfoque único de no confrontación alentará a muchos países implicados a aprovechar la oportunidad y unirse al consenso mundial sobre justicia e igualdad para todos y eso inclinaría la balanza a favor de ideales más moderados y tolerantes.

 

El tratado propuesto también representará un paso masivo hacia un mayor respeto por los derechos humanos al liberar a quienes sufren de represión religiosa.

 

BPUR International ha recibido un apoyo abrumador y continúa construyendo más al seleccionar e invitar a una amplia gama de figuras influyentes globales de las esferas de la política, la religión, los negocios y las artes para apoyar y promover este tratado internacional.

 

Hemos redactado el tratado y estamos trabajando ahora para asegurar firmas gubernamentales en todo el mundo. Confiamos en que todos los gobiernos responsables respaldarán y se convertirá en un tratado oficial de las Naciones Unidas.

 

Nuestra misión continuará estableciendo un monitor global para exponer todos los abusos políticos de la religión. Proporcionará datos constantemente actualizados y verificados para ayudar a empoderar a los gobiernos, organizaciones e individuos a aplicar presión diplomática y política sobre aquellos que continúan cometiendo tales abusos.

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

© 2019 BPUR International es una ONG registrada en el Reino Unido con el número 11848450.